Periodoncia

¿Qué es la enfermedad periodontal?

Son las alteraciones de la encía y del hueso de soporte de los dientes. Se clasifican en dos grupos:

Gingivitis: es la inflamación reversible de la encía. Se manifiesta como encía enrojecida, que sangra con facilidad y con posible agrandamiento. Si no se trata, puede evolucionar hacia una periodontitis.

Periodontitis o piorrea: es una enfermedad crónica que provoca la destrucción del hueso de soporte del diente. La pérdida irreversible de hueso y el retroceso de la encía provoca, en los pacientes no tratados, que el diente afectado se mueva y, posteriormente, que se pueda caer.

Con el progreso de la enfermedad las encías se retraen y se mueven los dientes.

Existen tres grados de afectación:

– Periodontitis inicial
– Periodontitis moderada
– Periodontitis severa

¿Cuáles son sus causas?

Tanto la gingivitis como la periodontitis son debidas a la acumulación de placa bacteriana y/o cálculo (sarro), en el margen del diente con la encía.

En Clínica Dental Oris, en el barrio de Les Corts de Barcelona, sabemos que, además de una higiene oral deficiente, existen otros factores que pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad, estos son:

El tabaco. Fumar disminuye las defensas de las encías. Los fumadores tienen 6 veces más riesgo de perder los dientes.
– Las obturaciones o prótesis mal ajustadas
– El hábito nervioso de apretar los dientes
– La mala posición de los dientes

Así pues, el objetivo de nuestro tratamiento de gingivitis y periodontitis es eliminar el máximo de factores causales.

Existe también una predisposición genética a padecer la enfermedad periodontal. Así, es habitual que la sufran varios miembros de una misma familia.

La gingivitis y la periodontitis también pueden asociarse a determinados fármacos (medicación para la hipertensión, epilepsia, pacientes que toman mucha medicación, etc.). Deberá valorarse en cada caso el tratamiento a seguir.

Los diabéticos tienen más propensión a la periodontitis.

La periodontitis está relacionada con enfermedades como la diabetes. La infección de las encías aumenta con el azúcar y, a su vez, el mal control de la diabetes hace que la destrucción de la periodontitis sea más severa.

La menopausia a veces afecta a las encías.

En las mujeres, los factores hormonales durante la pubertad, el embarazo o la menopausia pueden afectar a la encía, produciendo diversas alteraciones, que son tratables.

¿Cuáles son sus síntomas?

Desde la Clínica Dental Oris, podemos indicar cuáles son los síntomas más frecuentes que puede apreciar el paciente:

  • Sangrado: las encías sangran puntualmente, en cepillarse la boca o, en casos más severos, pueden notar manchas de sangre en las sábanas. En muchos casos la piorrea no aprecia sangrado. Los pacientes fumadores sangran menos.
  • Encía roja: una encía sana presenta un color rosado, mientras que si está inflamada es de un color rojizo.
  • Dientes largos: la encía se retrae, dejando las raíces descubiertas.
  • Sensibilidad al frío: debido a la exposición de la raíz.
  • Movilidad dental: los dientes se mueven en diferentes grados, y pueden llegar a caer solas si no se realiza un tratamiento correcto.
  • Separación de los dientes: las piezas anteriores se desplazan, produciendo un efecto nada estético ni funcional.
  • Flemones: en las fases más avanzadas de la enfermedad.

Las enfermedades de las encías no suelen causar dolor, así que en muchos casos no se detectan si no se hace una revisión con su dentista, higienista o periodoncista (especialista en encías).

Para hacer un buen diagnóstico, el periodoncista hará un estudio meticuloso de la encía, radiografías y un periodontograma ( «mapa de las encías«), lo que permitirá ver el estado del hueso y la encía.

¿Cómo puede prevenirse?

La forma más efectiva de prevenir la enfermedad periodontal es realizar una adecuada y rigurosa higiene bucal y acudir regularmente al odontólogo, ya que un diagnóstico precoz permitirá un tratamiento más sencillo.

Te enseñaremos a cepillarte bien los dientes para prevenir la enfermedad periodontal.

Si la enfermedad ya ha sido tratada correctamente, el periodoncista y el higienista deberán informarle de la forma correcta de cepillarse los dientes y las encías mediante los instrumentos que, en su caso, sean convenientes.

Como la enfermedad periodontal crónica, en todos los casos el paciente deberá acudir a visitas periódicas de mantenimiento para conservar el resultado y así mantener unas encías y boca sanas.

Para cualquier consulta, pueden dirigirse a nuestro equipo de la Clínica Dental Oris en Les Corts (Whatsapp o teléfono 93.409.06.47).