Del alginato al escáner intraoral: la tecnologia en prótesis y ortodoncia

Seguramente muchos no sabréis cómo se llama, pero es probable que en alguna ocasión lo hayáis tenido en la boca. El alginato es aquella pasta, un poco desagradable, de colores diversos y sabores todavía más diversos, que los dentistas utilizamos para tener impresiones y moldes de los dientes, para saber exactamente cómo es cada pieza y como está colocada en el global de la boca. Ahora sí que lo recuerdas, ¿verdad?

Estas impresiones, estos moldes sirven para planificar tratamientos de ortodoncia, por un lado, y tratamientos de prótesis dental, por otro.

Si nos centramos en la ortodoncia, el alginato se utiliza en la fase inicial de estudio, para poder conocer con exactitud el punto de partida y diseñar todo el procedimiento del tratamiento, con sus correspondientes movimientos. En cuanto a las prótesis dentales, el uso del alginato tiene la misma función, y se utiliza tanto para las prótesis parciales como totales.

La irrupción de la tecnología: el escáner intraoral y la impresora 3D

Seguramente, muchos no tenéis un buen recuerdo del alginato en la boca. ¿Sabíais que proviene de las algas marinas? ¿Y que, además de la odontología, también se utiliza con finalidades alimentarias? Sea como sea, a menudo su sabor y su textura no son precisamente agradables.

En Oris, progresivamente dejamos de utilizar el alginato y hemos optado por potenciar la tecnología. El escáner intraoral nos ofrece todo aquella que nos ofrecía el alginato, pero de una forma mucho más cómoda para el paciente, rapidez en la ejecución y fiabilidad.

Este escáner, además de ayudar en los tratamientos de ortodoncia y de prótesis, también facilita el trabajo del dentista a la hora de detectar el estado de salud de los dientes. Y es que escanea la estructura (dentina y esmalte) en tiempo real, sin ningún tipo de radiación peligrosa, la cual cosa es muy útil a la hora de detectar las temidas caries interproximales (es decir, las que no se ven a simple vista y solamente se pueden detectar mediante radiografías).

Y todavía más: gracias a la tecnología, el paciente puede ver, de manera didáctica y entendedora, el estado de su dentadura, así como los tratamientos a los cuales debe de someterse.

Así es cómo funciona:

Como curiosidad, este tipo de escáner intraoral recibió el premio a la mejor innovación digital en la última edición de los Advanced Dentistry Awards, organizados en el marco del Barcelona Dental Show.

Pero no es la última incorporación tecnológica en Oris. Una impresora 3D nos permite complementar el trabajo del escáner intraoral. Gracias a la precisión del escáner, con la impresora 3D, podemos hacer réplicas exactas de la dentadura con una precisión milimétrica. Y es que la tecnología, en el campo de la odontología, no solamente nos ayuda a hacer tratamientos cada vez más precisos sino también a conseguir que estos tratamientos sean más agradables para el paciente. En Oris, como siempre, trabajamos para vuestro bienestar dental.

Categorias: