¿Cuándo tengo que hacer una revisión y limpieza bucal?

 

Una de las grandes preguntas que nos vienen a la cabeza cuando hablamos de nuestra salud dental es cuándo y cómo hacernos la revisión o la limpieza. Debemos tener en cuenta las diferencias entre una y otra:

  • La limpieza bucal, también conocida con el nombre de tartrectomía, es la operación que se lleva a cabo para limpiar los dientes de todos los depósitos que se acumulan a lo largo del tiempo. Se suele hacer con un dispositivo que, a través de ultrasonidos y vibraciones, hace que los fragmentos de pómez adheridos a dientes y muelas se desprendan. Es decir, es todo aquello que se queda adherido a los dientes y que no se elimina ni con el cepillo ni con el hilo dental.
  • La revisión bucal es la visita periódica que tenemos que hacer al dentista para controlar que nuestra salud y bienestar dental sea óptimo: por ejemplo, para evaluar posibles caries, que no sangren las encías, etc.

Periodicidad

Es difícil establecer un patrón común para todas las personas. De todos modos, en el caso de las limpiezas bucales, se recomienda que no pase más de un año entre una y otra. Dependerá, además, de los hábitos de limpieza que practicamos en casa: no es lo mismo lavarse los dientes tres veces al día que lavarse los dientes sólo una vez. Y, también, de las características de nuestra boca. Sea como sea, sin embargo, se establece esta fórmula: al menos una vez al año. Si seguimos estas indicaciones, la operación no debería durar más de una hora.

En cuanto a la revisión, estará íntimamente relacionada con nuestra salud dental. Si somos más propensos a desarrollar algunas patologías o dolencias, las revisiones deberán ser más ajustadas en el tiempo. De todos modos, y siguiendo la práctica de la limpieza bucal, podemos decir que una vez al año sería una temporización más que recomendable.

Una revisión consiste en un examen de la salud de nuestra boca, y en muchos casos se lleva a cabo una radiografía dental para detectar posibles problemas. Ahora bien, hay momentos en que nuestro cuerpo (nuestra boca, en este caso) muestra síntomas de que pasa algo. Cuando nos sangran las encías, cuando notamos que el sarro se acentúa, si tenemos molestias repentinas, etc., es el momento de hacerse una revisión urgente.

Dicho de otro modo, nuestra boca, nuestros dientes, como los coches, tienen que pasar una ITV periódica.

Consejos

Tu bienestar dental es básico: te da tranquilidad y te hace más feliz. Con estos 4 consejos sencillos completarás las visitas para hacer la limpieza dental periódica.

  1. Una buena higiene bucal comienza en tu casa: elige el cepillo y el dentífrico que más se ajusten a tus características. Tu dentista te ayudará en la elección.
  2. Lávate los dientes después de cada comida, al menos durante dos minutos.
  3. No dejes ninguna cara de los dientes por limpiar.
  4. Usa el hilo dental para llegar a los rincones donde el cepillo convencional no llega.

La Clínica Dental Oris, en el corazón del barrio de Les Corts, te ofrece todas las especialidades odontológicas para garantizar tu bienestar dental.

Categorias: