¿Cómo aliviar el dolor de muelas?

El dolor de muelas (lo que llamamos una odontalgia) suele aparecer de repente y, normalmente, provoca un dolor muy fuerte. Lo primero que tienes que hacer es concertar una visita urgente con el dentista, especialmente para evitar que los tejidos alrededor de la muela queden afectados y se generen problemas graves en la boca, en la cara o en el cuello. 

A continuación, te explicamos cómo aliviar el dolor de muelas con una serie de consejos (hasta que llegues a la clínica dental), cuáles son sus causas y cómo prevenirlo.

También te puede interesar: El dolor de muelas entre niños y niñas.

 

Consejos para reducir el dolor de muelas

El dolor de muelas puede estar provocado por una gran variedad de causas. Sea provocado por los motivos que sean, se puede mitigar el dolor de las siguientes maneras:

  • Tomar un analgésico como el paracetamol o un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), como por ejemplo el ibuprofeno, el metamizol o el diclofenaco.
  • Aplicar frío en la mejilla, justo a la altura de la muela, pero cuidado, solo por la parte exterior de la mejilla, porque el contacto directo del hielo con la muela puede incrementar el dolor. El frío actúa como un analgésico local.
  • Procurar comer alimentos a temperatura ambiente (ni fríos ni calientes) y blandos, es decir, que no cueste masticar.
  • Asegurarse de que no haya restos de comida en la parte afectada, que puedan incrementar la presión (y el dolor) en la muela. Se puede usar un hilo dental para limpiar bien la zona.
  • No tomar nunca antibióticos sin prescripción médica. Probablemente porque no sea necesario y además, porque no reducen el dolor de muelas.
  • Intentar no comer alimentos que lleven azúcar, porque pueden incrementar el dolor.
  • No presionar en la zona afectada (ni pulsando con un pañuelo ni, por ejemplo, durmiendo del lado que duele).  
  • Procurar no fumar, ya que aumenta la inflamación y, al succionar, provocará más molestias.

Causas del dolor de muelas

Existen una gran variedad de patologías que pueden causar dolor de muelas. Estas pueden ser:

  • Absceso dental. Cuando se crea un foco de pus en la encía.
  • Aparición de la muela del juicio, que causa una inflamación gingival muy dolorosa.
  • Caries. Seguramente es la causa más frecuente del dolor de muelas. La caries causa dolor cuando llega a la cámara de la pulpa dental, que es la parte de la muela donde están los nervios y los vasos sanguíneos. Entonces se produce una inflamación (técnicamente se llama pulpitis). Si la caries es superficial, se puede resolver con un empaste. En cambio, si la lesión ha avanzado demasiado y afecta al nervio, a menudo hay que extraer el diente (exodoncia).
  • Exposición de las raíces dentales.
  • Fractura o fisura dental. Por ejemplo, por haber masticado un alimento demasiado duro, por apretar los dientes durante la noche e ir desgastando o por haber recibido un golpe fuerte.
  • Gingivitis. Es una enfermedad bucal que provoca la inflamación de las encías.
  • Lesiones a la mucosa oral
  • Patología mandibular
  • Sinusitis. Las cavidades de la cara (orejas, nariz, boca, etc.) están conectadas entre sí, por lo que es frecuente que el dolor de oído o la sinusitis se refleje también en las muelas, aunque la causa del dolor no sea éstas.

¿Qué te hará el dentista?

Lo primero que hará el dentista es, precisamente, averiguar cuál es la causa de tu dolor de muelas. Y lo hará preguntándote: ¿cuándo te duele? Si es con alimentos fríos o calientes, con dulces o ácidos, durante la masticación, etc. A continuación, probablemente te realice una radiografía, una prueba de vitalidad para saber cómo está el nervio o una prueba de percusión al diente para ver cómo responde. Y, en unos 10-15 minutos, aproximadamente, tendrás tu diagnóstico. 

Si deseas obtener un diagnóstico del dolor, puedes solicitar tu visita online con la Clínica Dental Oris, en el barrio de Les Corts de Barcelona.

Normalmente, si el dolor no es muy fuerte, suele ser esmalte dañado. Si es así, se tapa o, si es muy superficial, se recomienda utilizar geles para la sensibilidad. En cambio, si el dolor es agudo, es probable que se trate de una caries, se debe limpiar y después se realiza el empaste. Si la caries es grande, es posible que además del empaste, se deba matar el nervio (endodoncia) o, incluso, extraer el diente (exodoncia).

¿Cómo evitar el dolor de muelas?

La mejor forma de evitar el dolor de muelas es mantener una boca limpia y sana. Por eso, te recomendamos cumplir estas cuatro normas:

  1. Cepíllate correctamente los dientes tres veces al día.
  2. Usa el hilo dental cuando sea necesario para extraer los restos de comida.
  3. No fumes y reduce el consumo de alcohol y azúcar.
  4. Hazte una revisión anual al dentista (si hace tiempo que no te haces una, puedes pedir cita online aquí mismo).

Categorias: