Una buena alimentación, sinónimo de buena salud bucal

Una buena alimentación y una buena salud bucal es un binomio que, en la mayoría de casos, funciona. El hecho de tener una dieta equilibrada, rica en todos aquellos alimentos y productos saludables y sanos que nos corresponden, implica que nuestra salud dental sea más fuerte, más robusta, con menos problemas. 

Igual que lavarse los dientes, una buena alimentación es un hábito que, si se adopta desde pequeño, es mucho más viable y mucho más efectivo. Y los efectos, a largo plazo, son mucho más sólidos. 

¿Cuáles son los alimentos más saludables? 

No solamente son importantes los alimentos saludables sino también el momento del día en que se ingieren. Por ejemplo, durante las ingestas más importantes (desayuno, comida, merienda, cena), en la boca se genera más saliva y, por tanto, el efecto de los alimentos es menos nocivo ya que la propia saliva reduce la cantidad de ácido. Comer o picar entre horas, desde el punto de vista dental, no es nada saludable. 

Sea como sea, los alimentos que son beneficiosos para nuestro cuerpo son los cereales, la fruta (manzana y kiwi son extremadamente beneficiosos) y la verdura, los productos lácteos (especialmente el queso) y el agua (que ayuda a hidratar las encías). Se deben distribuir de manera ordenada a lo largo de la jornada, y en cantidades óptimas y necesarias para cada individuo. No es necesario decir que el exceso de bebidas azucaradas, los aperitivos salados y cualquier formato de dulce tiene unos efectos negativos en nuestra salud dental. Igualmente, los alimentos que son excesivamente pegajosos, los que tienen muchos colorantes o los que son muy ácidos tampoco son demasiado saludables para nuestros dientes. 

Vitaminas

Los elementos y vitaminas necesarias para una buena salud dental son: 

  • Fluor: todos sabemos el poder protector que tiene para los dientes. 
  • Calcio y vitamina D: muy importantes en el período de formación de los dientes. 
  • Vitamina C y K: ayudan a proteger las encías. 
  • Vitamina B2: protege, entre otras cosas, de las aftas y de las infecciones de la cavidad oral. 

Un último consejo: después de cada comida, es necesario lavar bien los dientes porque, durante los veinte minutos siguientes, las bacterias naturales que tenemos en la boca entran en contacto con los ácidos de los alimentos y atacan los dientes. 

 

(Re)descubre la tabla de los alimentos

En esta web del gobierno de los Estados Unidos existen una serie de tablas muy interesantes para explorar cuáles son los alimentos más saludables y en qué cantidad, en función de diferentes variables como la edad, el sexo, la actividad física… 

https://www.myplate.gov/

En Oris, nuestros especialistas también te orientaran sobre los mejores hábitos alimenticios para garantizar tu salud dental. Tu bienestar dental es nuestro objetivo principal

Categorias: